RAÚL CARDÓS

CEO Y FUNDADOR DE ANÓNIMO

Anécdota de su inicio en el medio publicitario

Tuve la enorme fortuna de arrancar mi carrera como creativo en un grupo de grandes creativos, pero me- jores personas aún. Ese grupo lo lideraba Lourdes Lamasney, que tuvo siempre la increíble habilidad de saber armar buenos equipos y de inspirarlos a trabajar. Ahí estaban Martita Soler, Paco Olavarrieta, Lalo Rodríguez, Lalo López, Marco Colín y Juan Antonio Ramírez, entre otros.

Recuerdo que en mi primera sesión de peloteo estábamos pensando en ejecuciones para la campaña para el cereal Crusli de Kellogg’s, para una increíble campaña “Crusli te da Cruslimanía”. No se me ocurría nada, me daba pavor pensar que todos se dieran cuenta de que era malísimo así que decidí contar un chiste muy estúpido sobre Robin Hood y dije que tal vez eso podría ser un anuncio cagado. A Lourdes le gustó, lo apoyó y mi chiste se convirtió en una saga de tres anuncios para la marca, en los que yo incluso “actué” y que, quién iba a pensar, me ganaron mis primeros premios en el Círculo Creativo.

Moraleja: No importa qué tan estúpido te parezca lo que quieres decir en un peloteo, dilo. Uno nunca sabe.